Author Archives: admin

Proyectos de desarrollo vs. reservas forestales: ¿electricidad o bosque?

Artículo referenciado: http://bit.ly/R3GzWt

Proyectos de desarrollo versus reservas forestales: ¿electricidad o bosque?

Hace dos meses la Reserva Forestal Protectora de la Cuenca Alta Río Bogotá fue  reducida en una gran parte. Y ahora un proyecto de transmisión eléctrica la cercenaría aún más. ¿Seguirá la destrucción “sin reservas” de nuestro territorio?

El recorte

Recientemente los medios de comunicación informaron sobre el realinderamiento de la Reserva Forestal Protectora Productora de la Cuenca Alta Río Bogotá que llevó a cabo el Ministerio de Ambiente.

Con esta sustracción, la reserva pasó de 245.147 a solo 94.161 hectáreas. Esto equivale a una pérdida del 62 por ciento del área inicialmente decretada en 1977  por el Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente (INDERENA), la autoridad competente por entonces.

Durante los últimos 50 años hemos visto cómo las reservas forestales de Colombia han dejado de cumplir su principal función: preservar y conservar el agua y el alimento de las comunidades.

Pero este no es el único caso. Durante los últimos 50 años hemos visto cómo las reservas forestales de Colombia han dejado de cumplir su principal función: preservar y conservar el agua y el alimento de las comunidades, y le han dado paso a miles de proyectos que obtienen ganancias privadas a costa del interés general y la utilidad pública.

Con esto no quiero dejar la sensación de oponerme  a las actividades que contribuyen al crecimiento económico y al bienestar de los colombianos, sino advertir que ese desarrollo económico y social no es sostenible sino se miden con cuidado la ubicación y el modo de llevar a cabo los proyectos.


Nacimiento del río Bogotá.
Foto: Gina Parody

La reserva forestal

La decisión del Ministerio acerca de la realinderación la Reserva Forestal Protectora Productora de la Cuenca Alta Río Bogotá se sustentó sobre varias consideraciones:

a)  La biodiversidad, por ser patrimonio nacional y de interés de la humanidad, deberá ser protegida de manera prioritaria y ser  aprovechada en forma sostenible;

b) Las zonas de páramos y sub-páramos, los nacimientos de aguas y las zonas de recarga de acuíferos deben ser objeto de protección especial; y

c) El paisaje, por ser patrimonio común, debe ser protegido en concordancia con la Ley 99 de 1993.

Para mejor entender esta medida, hay que tener claro que el efecto protector es “aquel que permite conservar las coberturas naturales, el paisaje agropecuario y forestal característico de la Sabana de Bogotá y el recurso hídrico superficial y subterráneo, así como establecer y mantener la conectividad de los mismos”. Y es además el que permite “mantener la mayor cantidad de agua disponible para los 9 millones de habitantes en Cundinamarca”.

Por eso, el Ministerio argumentó la necesidad de mantener el efecto protector de las áreas redelimitadas para conservar la estructura ambiental en el territorio que sustente en el mediano y largo plazo el conjunto de valores ecológicos y socioeconómicos que representan para la Sabana de Bogotá, los municipios aledaños y la región (Resolución 138 de 2014).

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Corpochivor y el Instituto Alexander von Humboldt fueron los encargados de adelantar los estudios técnicos, socioeconómicos y ambientales que sustentaron la medida de realinderamineto  de la reserva forestal.

¿Cómo explicar ante la opinión pública que a finales de enero de este año se redujera un área protegida en el porcentaje arriba mencionado, y que tres meses después se proceda a aprobar una nueva sustracción, justo en el área que se pretende proteger?

El proyecto de transmisión eléctrica

El conflicto surge porque, por otro lado, la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) ha elaborado el Plan de Expansión de Referencia Generación –Transmisión 2010-2024, adoptado mediante la Resolución del Ministerio de Minas y Energía 18-2215 de noviembre de 2010.

El plan señala prioridades para el desarrollo de varios proyectos de generación y transmisión eléctrica. Entre ellos está el proyecto Chivor II-Norte-Bacatá 230 KVadjudicado mediante la convocatoria pública 03-2010 a la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) para realizar “los estudios, el diseño, la adquisición de los suministros, la construcción, montaje, operación, mantenimiento de las subestaciones de Chivor II y Norte 230 kv y las líneas de transmisión asociadas”.

En cumplimiento de este contrato, la EEB está evaluando las alternativas por donde puede hacerse el trazado de la interconexión eléctrica. La EEB ha definido dos opciones: una denominada Tocancipá-Gachancipá, y la otra, “ruta norte”. En el siguiente mapa pueden verse las dos propuestas.

Fuente. Empresa de Energía de Bogotá. Expediente ANLA NDA 0907

Pero la ruta norte atraviesa la Reserva Forestal de la Cuenca Alta del Río Bogotá, recientemente realinderada, y la interviene en 25,7 kilómetros, de acuerdo con el  trazado que propone la empresa. Dentro de este recorrido, el área boscosa con mayor continuidad y sin fragmentación se encuentra en el municipio de Subachoque, con una longitud aproximada de 17 kilómetros.

En la imagen siguiente puede verse la nueva redelimitación de la Reserva y el trazado  “ruta norte” que propone la EEB:

Fuente. Elaboración propia.

Lo que está en juego

Si la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) escoge la “ruta norte”,  habría que llevar a cabo una nueva sustracción del área de la reserva, ya que este tipo de obras no figura entre aquellas que la Resolución 1527 de 2012 señala como “actividades de bajo impacto ambiental que pueden llevarse a cabo dentro de las reservas forestales en Colombia.

La sustracción del área correspondería a 25,7 kilómetros lineales con un buffer (área de intervención) de 1 kilómetro ancho, sin mencionar las vías de acceso que deban desarrollarse durante la construcción de las torres eléctricas y para su mantenimiento.

Cabe preguntar entonces si la ministra Luz Helena Sarmiento, anterior directora de la ANLA, estaría dispuesta a tomar una medida en franca contravía de su empeño en conservar la reserva forestal, si la ANLA optare por la ruta norte.

Resultaría lamentable que, por culpa de la desarticulación institucional, se sacrifique una de las pocas áreas de conservación que le quedan a Cundinamarca.

¿Cómo explicar ante la opinión pública que a finales de enero de este año se redujera un área protegida en el porcentaje arriba mencionado, y que tres meses después se proceda a aprobar una nueva sustracción, justo en el área que se pretende proteger?


La Ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento.
Foto: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

Vuelve y juega

Los nacimientos de agua que surten a los acueductos verdales y municipales de la región se verían seriamente afectados por la nueva red de interconexión eléctrica. Y esto  sin mencionar la fragmentación de las áreas que son el hábitat de especies endémicas y amenazadas, ni los daños sobre la biodiversidad y otros servicios ambientales que producen las áreas boscosas en el departamento de Cundinamarca.

Resulta paradójico que un municipio como Subachoque, que se ha mantenido fiel al principio de hacer compatibles la conservación de sus recursos naturales con los desarrollos agropecuarios no extensivos, acabe siendo atropellado por una empresa pública del Distrito.

La Empresa sin duda piensa en reducir costos y en aprovechar la existencia de una comunidad campesina aparentemente débil y fácil de tranzar. Pero estaría muy equivocada por la historia de ese municipio y el apego de sus habitantes a su tierra y sus recursos naturales van más allá de lo que pueden imaginar los funcionarios desde sus escritorios en Bogotá.

Apelemos entonces a la cordura de las autoridades ambientales, ya que hemos sido testigos de la falta de coordinación entre las empresas del Estado, lo que ha llevado a la sobreexplotación de los recursos naturales con consecuencias irreversibles.

Resultaría lamentable que, por culpa de la desarticulación institucional, se sacrifique una de las pocas áreas de conservación que le quedan a Cundinamarca.

Las 5 medidas más costo-efectivas de adaptación al cambio climático

Los pequeños estados insulares en desarrollo son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático. Por este motivo, estados insulares de la región Caribe como Jamaica, Trinidad y Tobago o Barbados son laboratorios en los que ensayar medidas de adaptación que les permitan enfrentarse a los desafíos del cambio climático de la manera más costo-efectiva posible.

Un estudio sobre la economía de la adaptación al cambio climático realizado en Trinidad y Tobago ha concluido que existen cinco medidas de menor coste y mayor impacto con una mejor tasa de retorno de la inversión de gobiernos y sector privado:

1. Crear un Código Nacional de Construcción: consiste en desarrollar una normativa a nivel nacional para la construcción de nuevos edificios, de manera que los arquitectos y los ingenieros diseñen edificios más resilientes al cambio climático y estén preparados para soportar impactos como tormentas tropicales, terremotos y otros eventos extremos que serán cada vez más frecuentes.

2. Restauración de manglares: estos ecosistemas aportan grandes beneficios a su entorno, ya que absorben CO2, mejoran la biodiversidad y protegen las costas de la erosión actuando como barrera natural. Además, de ellos se extrae leña y sirven como zona de pesca, contribuyendo al desarrollo de la economía local. Su restauración es una medida de bajo coste y altos beneficios, por lo que constituye otra de las medidas clave.

3. Sistema de alerta meteorológica: se trata de implantar un sistema que recoja la información relativa al clima en la región y permita difundirla en tiempo real vía Internet, televisión, radio, etc. Esta información resultaría muy valiosa para la ciudadanía, ya que de esta forma podrían prepararse para los impactos de los fenómenos extremos como las tormentas tropicales y reducir la cuantía de los daños causados.

4. Protocolos de emergencia y programas de capacitación: estas propuestas están dirigidas tanto a la población en general como a las instituciones. Por un lado, consistiría en homogeneizar los protocolos de emergencia existentes en el país para eventos meteorológicos extremos bajo un marco común, de manera que resulten fáciles y accesibles para la ciudadanía y se difundan públicamente. Asimismo, se desarrollarían programas de capacitación encaminados a formar e informar a los agentes públicos sobre el cambio climático y sus efectos, con el objetivo de capacitarles en el dominio de situaciones de emergencia.

5. Zonas verdes en los tejados de los edificios: mediante esta medida se colocarían “jardines” en la parte superior de los edificios que, además de absorber CO2, favorecerían la climatización de los mismos y reducirían la escorrentía del agua en las ciudades. Además, contribuirían a aumentar la concienciación por parte de la ciudadanía respecto al cambio climático y la necesidad de fomentar las zonas verdes en la ciudad.

Estas medidas son parte de los hallazgos de la metodología Economía de la Adaptación al Clima (ECA, por sus siglas en inglés), que cuantifica los costos económicos que supondría adaptarse a los impactos derivados del cambio climático que actualmente tienen lugar en América Latina y el Caribe. Trinidad y Tobago es el primer país de la región que está aplicando esta metodología a través de un proyecto financiado por el BID y desarrollado por Factor CO2,la Universidad de las Indias Occidentales (UWI) y el Instituto de Hidraúlica Ambiental de Cantabria (IH Cantabria).

ARTÍCULO REFERENCIADO: Banco interamericano de Desarrollo-BID. http://bit.ly/OdiF9U

 

AR – ¿Por qué los espacios públicos son claves para transformar nuestras comunidades?

Artículo Referenciado.

 

En los numerosos artículos que hemos publicados sobre el placemaking, usualmente figuran una serie de pasos o consejos para construir y mejorar mejores barrios, pero a pesar que no existe una fórmula mágica para resolver los complejos desafíos sociales, económicos y ambientales de nuestras comunidades, concordamos con este artículo de PPS sobre el potencial prometedor en un lugar usualmente poco explotado: los espacios públicos. Al adoptar un enfoque centrado en las personas para crear y revitalizar nuestros lugares públicos – parques de barrio, mercados comunitarios y céntricas plazas- tenemos el potencial para transformar realmente el corazón de nuestras comunidades locales.

¿Por qué los espacios públicos son claves para transformar nuestras comunidades?

Es fácil observar grandes lugares públicos y verlos como nada más que lugares físicos bien diseñados. Pero debajo de la superficie, estos lugares pueden ser mucho más. Son espacios en los que la comunidad se llena de vida, donde se fortalecen los lazos entre los vecinos y donde se fomenta el sentido de pertenencia. Son lugares que despiertan el desarrollo económico e impulsan la sostenibilidad ambiental.

El futuro de nuestras comunidades depende de los grandes espacios públicos y, más concretamente, sobre el Placemaking, de un enfoque de gran alcance para la creación y revitalización de los espacios públicos que involucre las necesidades y deseos específicos de la comunidad.

 

Según Project for Public Spaces – los pioneros de este enfoque – el Placemaking es “el arte y la ciencia del desarrollo de espacios públicos que atraen a la gente. Es construir la comunidad reuniendo a las personas y crear la identidad local”. La singularidad de este enfoque radica en que su énfasis ubica las necesidades y aspiraciones de la gente por primera vez en el proceso de diseño y mejora de los espacios públicos. Reconoce que, si bien los planificadores pueden dar una estructura y lugar de acceso, es la comunidad la que le da el corazón y la vitalidad a los espacios públicos. En última instancia, el Placemaking crea lugares públicos para la comunidad con la comunidad.

Algunas breves conclusiones a partir del trabajo en conjunto entre PPS y  Southwest Airlines, uno de sus nuevos colaboradores:

1) Lugares públicos fomentan el apego y provocan el crecimiento económico: En un estudio de Gallup y la Fundación Knigh, “El alma de la comunidad” (2008-2010),  encontraron que las ofertas sociales, la apertura y la belleza eran los tres atributos clave de los espacios públicos. La investigación reflejó que estos tres factores son los principales impulsores para la unión de la comunidad. El estudio también demuestra una fuerte correlación positiva entre el apego residentes y el crecimiento del PIB local.

2) El proceso del Placemaking construye comunidad: El Departamento de Estudios Urbanos del MIT y recientes investigaciones sobre planificación urbana, ponen de relieve que el proceso mismo de placemaking – el compromiso necesario de la comunidad en la organización, la deliberación, la comunicación, la construcción, la programación y el mantenimiento de lugares públicos – es tan importante para el fortalecimiento y el empoderamiento de las comunidades locales como el resultado físico final.

3) El Placemaking sienta las bases para el nuevo ecologismo. Project for Public Spaces y otros líderes en la planificación urbana han argumentado que Placemaking puede ser “ un nuevo ambientalismo“.Al involucrar a los miembros de la comunidad en el proceso de creación y mantenimiento de espacios públicos locales, podemos potenciar a las personas a tomar posesión de su entorno local.

El Placemaking tiene el poder de transformar nuestras comunidades locales, generar orgullo y un sentido de pertenencia que se traduce en sostenibilidad, en desarrollo económico y en el aumento de la calidad de vida. Entonces, ¿cómo llevar este enfoque a todas las comunidades que lo necesitan? Los urbanistas y diseñadores no pueden hacerlo solos. Ellos necesitan el apoyo de ONGs, de fundaciones, de académicos, de funcionarios y de autoridades de la ciudad. De las personas como tú y yo a involucrarse para ayudar y dar forma al futuro de nuestros espacios públicos y las comunidades.

Tal vez lo más importante, es que necesitamos que el sector privado aproveche sus activos y sus recursos únicos, e invierta en este movimiento para fortalecer nuestras comunidades. En el informe del MIT “Places in the Making Report”, los autores hacen hincapié en la necesidad de  las fuertes asociaciones público/privadas y en colaboraciones interdisciplinarias. También  señalaron que “el sector privado puede ofrecer los recursos y la gestión eficiente para crear y mantener lugares bien administrados que de otro modo no serían posible”. La salud económica de las empresas depende de su capacidad para atraer y retener a los empleados talentosos y atraer a los clientes. Como los empleadores locales, las empresas deben invertir en Placemaking para ayudar a crear vecindarios prósperos donde los empleados actuales y potenciales quieren vivir.

Hoy en día, es el momento de potenciar el Placemaking como movimiento social y comprometer a las comunidades en todo el país en esta poderosa y transformadora fuerza. Juntos, podemos reinventar la cultura de las comunidades locales y dar nueva vida a los barrios en dificultades, mediante la creación de fuertes espacios públicos que generan profundo orgullo, pertenencia y generan desarrollo económico. Todos tenemos una razón para creer que un sentido de lugar puede crear el corazón de cada ciudad. Nuestro progreso colectivo depende de ello.

PROYECTO: Light and Ligtness renovation

Área: Diseño y procesos. Alcance: Propuesta ideas de producto. Localización: Liepaja, Letonia. Dirección: Diego Luis García. Equipo de trabajo: Juan Gonzalo Bula, Juan Pablo García.

García Estefan es una empresa comprometida con el diseño, entendido éste como esa concepción original de un objeto, un elemento, un hecho arquitectónico o un proyecto o plan urbano, destinado a solucionar una necesidad en particular. Así, con esta motivación, la empresa participó entre los meses de febrero y marzo del presente año, en una convocatoria específica de diseño, denominada War Port Microtecture, que buscaba ideas para la transformación de elementos de pequeña escala de arquitectura en el corazón de la comunidad de Karosta, sus parques infantiles, paradas de autobús, bancas y postes de información. La competición sirve como foro para la discusión de Karosta; una ciudad que cuenta con varios ejemplos únicos de arquitectura militar y de planificación, por lo cual tiene un significado histórico, recibe artistas y otros visitantes.

En busca de una renovación urbana consideramos apropiado renovar el mobiliario urbano de Karosta. Los viejos y pesados objetos de mobiliario locales se convierten en ligeras y brillantes piezas de arte.

El concepto de la propuesta se basa en la luz y la ligereza. Caprichosas estructuras tubulares están llamadas a reemplazar las anticuadas bancas, los abandonados postes de información, las viejas paradas de autobuses y las deterioradas zonas de juegos infantiles.

La propuesta de renovación por medio de la luz y la ligereza toma fuerza formal y funcional cuando la asociamos a conceptos complementarios como: desmaterialización, organicidad, vitalidad, dinámica, movilidad, entre otros. Fueron cuatro piezas de mobiliario diseñadas.

VI7VI4

VI8VI2

ZONAS DE JUEGOS INFANTILES – un espacio divertido y luminoso

El módulo de juegos para niños es una estructura tubular que conforma un camino de una sola pieza. Este módulo permite a los niños (entre 5 y 10 años) saltar, trepar, deslizarse y colgarse por todas partes. En la noche este módulo brillará destacando cada parque. Esto reflejará la felicidad de un niño cuando se divierte.

JUEGOS 3JUEGOS 2

PARADA DE AUTOBÚS – un resplandeciente nuevo punto de referencia

Las paraderos tienen como propósito volverse puntos de referencia en el sistema vial de Distrito de Karosta y su sistema de transporte público. Estos cuentan con un panel de información que mostrará la ubicación y rutas de los autobuses de la ciudad.

PARADERO 1

PARADERO5

BANCAS – un renovado punto de interacción

Las bancas están pensadas para revitalizar la interacción social en el espacio público, convirtiéndose
en iconos que reflejan el calor humano de los habitantes de Liepaja.

BANCA3BANCA4

POSTES DE INFORMACIÓN – una brillante manera de informar

Los postes de información representan la renovación de la manera en que se informa. Teniendo como propósito la comunicación de eventos culturales, espectáculos musicales, y adicionalmente el aumento de la presencia publicitaria en el espacio público.

INFO 3
El concurso

Esta competición entregaba 3 primeros premios y 8 menciones de honor, el equipo de trabajo de García Estefan fue reconocido con la 1era de las 8 menciones de honor, siendo los únicos colombianos y latinoamericanos incluidos entre las mejores propuestas.

Link: https://warportmicrotecture.beebreeders.com

AR – Refugios de emergencia

Artículo Referenciado

Por  – 4 de abril de 2014, 10:23 am http://bit.ly/1hcqkBV

El temblor de magnitud 8,2 grados que experimentó esta semana el norte de Chile volvió a dejar a familias enteras sin hogar. Esta vez les tocó a muchos habitantes del norte del país, especialmente de Iquique y la región de Tarapacá, donde se calcula que 2.000 viviendas sufrieron daños estructurales, el ser obligados a pedir refugio. Precisamente la semana pasada otorgaron el prestigioso Premio Pritzker de Arquitectura a Shigeru Ban, arquitecto japonés conocido por diseñar viviendas temporales para refugiados y víctimas de desastres naturales. El trabajo de Ban abarca lugares como Ruanda, Turquía, India, China, Haití y Japón. ”Sus edificios sirven de refugio, centros comunitarios y lugares espirituales para los que sufren pérdida y destrucción”, dijo el jurado. “Cuando ocurre una tragedia, él está allí desde el principio.”

20140325PRITZKER-slide-S7MG-superJumbo copy.jpg

Escuela temporal en Chengdu, China (2008) Shigeru Ban Architects

Ban comenzó trabajando en la búsqueda de soluciones para mejorar las condiciones de vida en los campos de refugiados de la guerra civil en Ruanda en 1994. Viajó a Ginebra para trabajar con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en el diseño de prototipos de tiendas de campaña hechas con postes de papel. Luego dirigió sus esfuerzos a paliar las secuelas del terremoto de 1995 en Kobe, Japón, con viviendas temporales construidas con tubos de papel que descansaban sobre cajas de cerveza llenas de arena.

20140325PRITZKER-slide-BE59-superJumbo copy.jpg

Regufios de tubos de papel en Kobe, Japón (1995) Shigeru Ban Architects

Algunas de sus estructuras se han convertido en semi-permanentes, como en Kobe, donde los refugios destinados a ser usados durante tres años se utilizaron para diez. En 2011, tras el terremoto y posterior tsunami en Fukushima, Japón, Shigeru utilizó un sistema de partición de papel para dar intimidad y dignidad a las familias que habían perdido sus casas. Se trata de la cuarta versión de este sistema, que va perfeccionando con el tiempo. De esta forma, se ha convertido en una presencia familiar en la escena de las grandes catástrofes internacionales, a las que llega con estudiantes de arquitectura para enseñarles sobre el desarrollo de soluciones in situ.

20140325PRITZKER-slide-SVOE-superJumbo copy.jpg

Regufios en Fukushima, Japón (2011) Shigeru Ban Architects

 

Untitled-1 copy.jpg

Cuarta versión del sistema de refugios de tubos de papel y cortinas

Sin embargo, Shigeru no es el único. También hay casos en América Latina, como el de Nicolás García, un estudiante argentino de diseño industrial que sorprendió a la ONU con un habitáculo de emergencia móvil para resguardar y atender a víctimas de desastres naturales. El habitáculo trae un kit de supervivencia provisto con comida, agua, lápices y cuadernos, tiene capacidad para albergar diez personas y se puede poner en cualquier superficie. Además, esfácil de armar.

Desde este blog (http://bit.ly/1hcqkBV) queremos hacer un reconocimiento a estas soluciones tan prácticas, simples y ecológicas como tubos y placas de cartón y que son claves para los afectados por desastres en tiempos de emergencia. ¿Podemos llevarlas a otros campos mas allá de la respuesta a desastres? ¿Podría ser utilizable transitoriamente durante el reasentamiento de barrios en áreas vulnerables informales? Aquí radica el desafío.

Diseño industrial en Colombia – Parte 2

Con anterioridad, el sector de fabricación de muebles (para hogar y oficina por ejemplo con Casini y Bima), de aluminio (con productos arquitectónicos como Industrias Lehner) y de cueros (con Recanal y Vélez) emplearon en Colombia el diseño industrial. Hoy, empresas de todos los sectores productivos están entrando en esta filosofía y es así como entre muchos otros plásticos (con, nuevamente por ejemplo Iberplast y Estra), empaques (con Empacor y Smurfit Cartón Colombia), electrodomésticos (con Challenger) y grifería (con Grival).

Pero la adopción del diseño industrial no es fácil ni de efectos inmediatos, pues el diseñador primero debe conocer el entorno y los procesos productivos de la empresa; y lo más seguro es que debe pasar por las tres etapas del modelo japonés SHU-HA-RI adoptado por Grival.

Mediante esta metodología de trabajo, primero se asimila, luego se explora (interna y externamente) y finalmente se crea (tanto por diseñadores de la empresa como externos supervisados por los primeros responsables del desarrollo, y sin dejar de lado el benchmarketing: referente competitivo).

Llegar a esta última etapa le puede tomar a una empresa varios años como es el caso de Nalsani (más conocida como Totto) que requirió de casi diez. Para el trabajo de diseño bajo la modalidad de freelance, existen en Bogotá al menos 35 firmas, en Medellín quince, en Cali diez y en Barranquilla cuatro, y seguro más.

Una vez que se alcance la etapa RI, se debe preocupar por la protección jurídica de la propiedad (industrial o intelectual) del trabajo realizado. Esta gestión tiene que realizarse  con la asesoría de abogados expertos en ciertos casos ante la Superintendencia de Industria y Comercio para identificar claramente qué se va a registrar pues existen tres modalidades.

Desafortunadamente el crédito por la “idea aportada” que recibe el diseñador por parte del empresario colombiano no es suficiente y debe cambiar. Dice la gerente de la marca Challenger, un nuevo producto no es el resultado del trabajo exclusivo de un solo diseñador pues en él participan muchos más profesionales de otras áreas profesionales.

Contrario al pensar del empresario en general, diferentes entidades estímulan y premian ese esfuerzo creativo (que da valor agregado al producto) en todo el mundo; modalidad que ya se está implementando en Colombia y en la que siempre ha creído la Feria Internacional de Expoconstrucción & Expodiseño de Corferias, al otorgar varios reconocimiento al diseño nacional.

En el mundo entero nuestros diseñadores industriales son reconocidos por la versatilidad, recursividad y desempeño de “toderos” para desarrollar la parte técnica (materia prima, costos y producción), de uso (empaque, transporte, mantenimiento) y la formal-estética (comunicación producto-persona). Méritos adquiridos por las limitantes en tecnología, materias primas y dinero de la industria nacional.

Diseño industrial en Colombia – Parte 1

El diseño industrial fue definido por el Consejo Internacional de Asociaciones de Diseño Industrial (Icsid, con 138 miembros de 49 países y sede en Finlandia) como “la actividad creativa que determina las cualidades formales (externas, estructurales y funcionales) de los objetos producidos por la industria, para convertirlos en sistemas unitarios coherentes tanto para productores como consumidores”. Bajo este criterio,  los diseñadores industriales deben participar (al lado de ingenieros mecánicos e industriales, y de financistas y profesionales del mercadeo) de un equipo de trabajo interdisciplinario vital en cualquier organización. Así sucede en Estados Unidos, Japón y Europa con los departamentos de Desarrollo de Productos o Proyectos de empresas de los sectores automotriz, maquinaria pesada, electrodomésticos, empaques y consumo masivo.

Latinoamérica tiene buenos casos de diseño en Brasil, Argentina, Mexico y Chile y hasta la asociación regional (Aladi). Por su parte el país todavía no cuenta con demasiados ejemplos de este esfuerzo empresarial a pesar de que prepara profesionales del ramo desde hace más de 40 años.

Aun cuando el diseño industrial como actividad se remonta a las postrimerías del siglo XIX bajo la merito-lización inglesa y como académica a las primeras tres décadas de este siglo en Alemania (con las escuelas Bahaus y de ULM); no es sino hasta le época de la posguerra (1945) cuando Europa lo utilizó para reconstruirse, y todo occidente para entrar en la era de la producción industrial masiva.

A Colombia, como formación académica, oficialmente llegó en 1973 cuando la Universidad Jorge Tadeo Lozano creó el programa de Magíster en Diseño Industrial (arrancando como pregrado dos años después) y la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) inició la carrera de Diseño Industrial.

En el transcurso de los siguientes años se abrieron otros programas universitarios (Universidad Nacional y Pontificia Universidad Javeriana en 1978, Universidad Industrial de Santander en 1985 y la Universidad de los Andes en 1993) para actualmente contar con muchos más (en su mayoría en Bogotá) y otras siete ciudades; algunos de carácter tecnológico y otros de técnico profesional. Generalmente los colombianos se desplazan a países como Italia (Politécnico de Milán o Whirlpool Central Design), España (Barcelona Centro de Diseño), Bélgica (Escuela de Lieja) y Estados Unidos (Savannah Collage o Steelcase University) a hacer distintos posgrados.

Colombia cuenta con la Asociación Colombiana de Diseñadores con sede en Bogotá y la Asociación Nacional de Diseñadores. Ambas asociaciones están abiertas a cualquier tipo de diseñador, pues no existe en el país una exclusiva para diseñadores industriales. Mucho más nueva es la Comisión Profesional de Diseño Industrial, adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Pero, ¿y qué pasa con los miles de egresados diseñadores que salen al mercado?

Louis Kahn: muro, vano y columna

Entre lecturas de arquitectura, críticas acerca del diseño, del pensamiento estratégico y de la planificación, aparecen siempre las lecturas inspiradoras de los grandes maestros. Hoy, como hace más de cuarenta años, el genio de Louis Kahn deleita con una historia acerca de tres elementos básicos de la composición arquitectónica: el muro, el vano y la columna.

National Assembly; Dacca, Bangladesh. 1962-1974.

National Assembly; Dacca, Bangladesh. 1962-1974.

En el reino de lo increíble se halla

lo maravilloso del nacimiento de una columna.

Del muro nace la columna.

El muro hizo bien al hombre.

Con su grosor y su fuerza

lo protegió de la destrucción.

Pero pronto, la voluntad de mirar hacia fuera

hizo que el hombre agujereara el muro,

y al muro le dolió mucho, y dijo,

“¿Por qué me haces esto?

Yo te protegí; te hice sentir seguro,

¡y ahora me atraviesas con un agujero!”

Y el hombre respondió, “¡Pero ahora veré el exterior!

Veo cosas maravillosas ahí fuera,

y quiero mirarlas”.

Y el muro continuó sintiéndose muy triste.

Más tarde, el hombre dejó de agujerear el muro,

e hizo una abertura más perspicaz,

adornada con piedras delicadas,

y puso un dintel sobre la abertura.

Y pronto el muro se sintió bastante bien.

 

Aquella manera de tratar al muro fue el inicio de

un orden en la manera de hacer muros con aberturas.

Después vino la columna,

que era un orden más bien automático,

que decidía que algo se abría,

o que no se abría.

El ritmo de las aberturas decidía entonces el propio muro,

que ya no era un muro,

sino una serie de columnas y de aberturas.

La comprensión de todo ello no surgió de algo natural.

Surgió de un sentido misterioso que el hombre posee para expresar las maravillas del alma que demandan expresión.

 

Tomado de Louis I. Kahn. Conversaciones con estudiantes. Barcelona: Gustavo Gili, 2002. Compilación de charlas del arquitecto con sus estudiantes de la Rice University School of Architecture en 1968.

Basta una historia sencilla para explicar un misterio trascendental del quehacer arquitectónico: la definición de los llenos y los vacíos, de lo solido y lo virtual, de la luz y la sombra.

Gerencia Estratégica – Pensamiento Estratégico (II)

A través de este elemento se busca el complemento, ya teniendo en cuenta el gerenciamiento dentro de las empresas con estudio, investigación y aplicación de casos en la vida cotidiana empresarial. Para esto se ha partido del objetivo general de conseguir una comprensión ampliada del concepto estrategia y sus vías de aplicación.

Según Kenichi Ohmae[1], autor del libro La mente del Estratega[2], “existen cuatro caminos para fortalecer la posición de una compañía frente a la de sus rivales:

  • Competir con sabiduría: consiste en identificar los factores clave de éxito de la industria o del negocio en cuestión, y después realizar una inyección de recursos concentrados en el área en que la compañía tiene mayor oportunidad de ganar una ventaja estratégica.
  •  Superioridad relativa: consiste en utilizar la tecnología, la rentabilidad de la fuerza de ventas, etc, de sus productos que no compiten directamente con los objetivos de los competidores, o utilizar cualquier otra diferencia en los activos entre la empresa y sus rivales.
  • Iniciativa agresiva: consiste en desafiar o cuestionar los supuestos aceptados que gobiernan la forma de hacer negocios en la industria o el mercado, con miras de cambiar las reglas de juego y obtener una ventaja competitiva.
  • Grados de libertad estratégica: consiste en logra el éxito en la lucha competitiva mediante el despliegue de innovaciones, aun en casos de intensa competencia dentro del mismo ramo o sector.”

Como lo indica Ohmae, para lograr una ventaja competitiva, se requiere que toda la compañía miré en un mismo camino o fin, sin dejar de lado lo que ocurre en el macro entorno de la empresa.

Por último, para poder ser un estratega exitoso y lograr tener una ventaja competitiva producto de un pensamiento estratégico acertado, es muy importante que las personas sean sensibles a los cambios y que tengan un agudo sentido para poder elegir los caminos o rutas que permitan a toda la compañía lograr cumplir con las metas y llegar un poco más allá de la competencia. Teniendo en cuenta, que el estratega debe tener una mente abierta, “revolucionaria”, siempre concibiendo los problemas de manera clara y preparada para afrontar momentos de incertidumbre, sin llegar a ser detenidos por ella, que simplemente son regidos por patrones y no leyes.


[1] Especialista en estrategia económica para empresas.

[2] Tomado de estrategiaempresarialfca.files.wordpress.com

Gerencia Estratégica – Pensamiento Estratégico

En el uso del pensamiento tanto en la planeación como en la gestión del futuro, se trata de explorar el poder del pensamiento estratégico, buscando la comprensión del gerenciamiento estratégico, desde un pensamiento focalizado en un mundo dinámico y en constante cambio, teniendo en cuenta que todo es relativo al contexto donde ocurren las cosas.

Así, se debe definir como primera medida, qué significa ser estratega. La palabra estratega nace de las Fuerzas Militares, el Estratega es aquel General o jefe que logra grandes objetivos mediante la asociación entre sus metas y todo el recurso humano que posee, la clave del estratega es que tiene claro su fin, la forma de alcanzarlo y lo comunica a su equipo de trabajo de tal manera que estos lo hagan parte de sí mismos y tengan la libertad necesaria para cumplir con sus asignaciones e ir más allá.

Sin embargo, para ser estratega, este se debe caracterizar por tener un pensamiento lateral, los verdaderos estrategas aplican la creatividad (siempre y cuando sea acorde a la realidad), para solucionar los problemas, para esto el estratega debe empezar por conocerse a sí mismo, la competencia, conocer el terreno, cubriendo los puntos débiles y explotando los puntos fuertes. Por obvias razones, se vuelve complejo que las personas que no están acostumbradas a pensar de esta forma puedan cambiar su estilo de pensar, sin embargo, a través de las prácticas y la toma acertada de decisiones poco a poco se puede agudizar el sentido de ser mejor estratega.

Haciendo una pequeña búsqueda en diferentes páginas web, llama la atención que según un artículo escrito en la Revista Harvard Business Review por Hans H. Hinterhuber[1] y Wolfgang Popp, en una compilación hecha y desarrollada por Rogelio Carrillo Penso aproximadamente en el año 2003, existen dos características que hacen a un gran estratega[2]:

1. La habilidad para entender el significado de los eventos sin dejarse influenciar por la opinión ajena, los cambios de actitud o los propios prejuicios.

2. La habilidad para tomar decisiones rápidamente, y a ejecutar la acción indicada sin ceder ante un riesgo percibido.

El estratega debe tener claro su norte, siempre y cuando sea consciente de los posibles obstáculos que pueda tener en el camino hacia él. Sin embargo, es preciso preguntarse si ¿es difícil conseguir un pensamiento estratega?

Para argumentar un poco esta pregunta, es valedero entender un poco qué es un pensamiento estratega. Según George Morrisey, en su libro Pensamiento Estratégico, 1997: “El pensamiento estratégico de empresa es la coordinación de mentes creativas dentro de una perspectiva común que le permita a un negocio avanzar hacia el futuro de una manera satisfactoria para todos.” En otras palabras, lo que Morrisey quería decir, es que el pensamiento estratégico, al igual que el estratega necesita tener un pensamiento lateral para poder tomar decisiones certeras y adecuadas frente a los constantes cambios y movimientos de los mercados, y la dura competencia.

De otra parte, es preciso saber que un pensamiento estratégico busca en cierta forma lograr una ventaja competitiva para toda la empresa, que la mantenga por encima de su competencia, pero siempre y cuando ésta ventaja pueda ser modificada y moldeada a las constantes fluctuaciones de la industria a la cual pertenece. Y es justo en ese preciso momento donde se puede llegar a conocer si realmente la persona que está a cargo de la empresa o del negocio tiene un pensamiento estratégico, puesto que la capacidad de conocer, entender, analizar y sacar provecho del entorno, es lo que hace al verdadero estratega.


[1] Economista autriaco y consultor de empresas.

[2] Tomado de http://prof.usb.ve/jjramirez/POSTGRADO/CC/Estratega%20o%20Gerente.pdf