Category Archives: Información

Las 5 medidas más costo-efectivas de adaptación al cambio climático

Los pequeños estados insulares en desarrollo son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático. Por este motivo, estados insulares de la región Caribe como Jamaica, Trinidad y Tobago o Barbados son laboratorios en los que ensayar medidas de adaptación que les permitan enfrentarse a los desafíos del cambio climático de la manera más costo-efectiva posible.

Un estudio sobre la economía de la adaptación al cambio climático realizado en Trinidad y Tobago ha concluido que existen cinco medidas de menor coste y mayor impacto con una mejor tasa de retorno de la inversión de gobiernos y sector privado:

1. Crear un Código Nacional de Construcción: consiste en desarrollar una normativa a nivel nacional para la construcción de nuevos edificios, de manera que los arquitectos y los ingenieros diseñen edificios más resilientes al cambio climático y estén preparados para soportar impactos como tormentas tropicales, terremotos y otros eventos extremos que serán cada vez más frecuentes.

2. Restauración de manglares: estos ecosistemas aportan grandes beneficios a su entorno, ya que absorben CO2, mejoran la biodiversidad y protegen las costas de la erosión actuando como barrera natural. Además, de ellos se extrae leña y sirven como zona de pesca, contribuyendo al desarrollo de la economía local. Su restauración es una medida de bajo coste y altos beneficios, por lo que constituye otra de las medidas clave.

3. Sistema de alerta meteorológica: se trata de implantar un sistema que recoja la información relativa al clima en la región y permita difundirla en tiempo real vía Internet, televisión, radio, etc. Esta información resultaría muy valiosa para la ciudadanía, ya que de esta forma podrían prepararse para los impactos de los fenómenos extremos como las tormentas tropicales y reducir la cuantía de los daños causados.

4. Protocolos de emergencia y programas de capacitación: estas propuestas están dirigidas tanto a la población en general como a las instituciones. Por un lado, consistiría en homogeneizar los protocolos de emergencia existentes en el país para eventos meteorológicos extremos bajo un marco común, de manera que resulten fáciles y accesibles para la ciudadanía y se difundan públicamente. Asimismo, se desarrollarían programas de capacitación encaminados a formar e informar a los agentes públicos sobre el cambio climático y sus efectos, con el objetivo de capacitarles en el dominio de situaciones de emergencia.

5. Zonas verdes en los tejados de los edificios: mediante esta medida se colocarían “jardines” en la parte superior de los edificios que, además de absorber CO2, favorecerían la climatización de los mismos y reducirían la escorrentía del agua en las ciudades. Además, contribuirían a aumentar la concienciación por parte de la ciudadanía respecto al cambio climático y la necesidad de fomentar las zonas verdes en la ciudad.

Estas medidas son parte de los hallazgos de la metodología Economía de la Adaptación al Clima (ECA, por sus siglas en inglés), que cuantifica los costos económicos que supondría adaptarse a los impactos derivados del cambio climático que actualmente tienen lugar en América Latina y el Caribe. Trinidad y Tobago es el primer país de la región que está aplicando esta metodología a través de un proyecto financiado por el BID y desarrollado por Factor CO2,la Universidad de las Indias Occidentales (UWI) y el Instituto de Hidraúlica Ambiental de Cantabria (IH Cantabria).

ARTÍCULO REFERENCIADO: Banco interamericano de Desarrollo-BID. http://bit.ly/OdiF9U

 

AR – ¿Por qué los espacios públicos son claves para transformar nuestras comunidades?

Artículo Referenciado.

 

En los numerosos artículos que hemos publicados sobre el placemaking, usualmente figuran una serie de pasos o consejos para construir y mejorar mejores barrios, pero a pesar que no existe una fórmula mágica para resolver los complejos desafíos sociales, económicos y ambientales de nuestras comunidades, concordamos con este artículo de PPS sobre el potencial prometedor en un lugar usualmente poco explotado: los espacios públicos. Al adoptar un enfoque centrado en las personas para crear y revitalizar nuestros lugares públicos – parques de barrio, mercados comunitarios y céntricas plazas- tenemos el potencial para transformar realmente el corazón de nuestras comunidades locales.

¿Por qué los espacios públicos son claves para transformar nuestras comunidades?

Es fácil observar grandes lugares públicos y verlos como nada más que lugares físicos bien diseñados. Pero debajo de la superficie, estos lugares pueden ser mucho más. Son espacios en los que la comunidad se llena de vida, donde se fortalecen los lazos entre los vecinos y donde se fomenta el sentido de pertenencia. Son lugares que despiertan el desarrollo económico e impulsan la sostenibilidad ambiental.

El futuro de nuestras comunidades depende de los grandes espacios públicos y, más concretamente, sobre el Placemaking, de un enfoque de gran alcance para la creación y revitalización de los espacios públicos que involucre las necesidades y deseos específicos de la comunidad.

 

Según Project for Public Spaces – los pioneros de este enfoque – el Placemaking es “el arte y la ciencia del desarrollo de espacios públicos que atraen a la gente. Es construir la comunidad reuniendo a las personas y crear la identidad local”. La singularidad de este enfoque radica en que su énfasis ubica las necesidades y aspiraciones de la gente por primera vez en el proceso de diseño y mejora de los espacios públicos. Reconoce que, si bien los planificadores pueden dar una estructura y lugar de acceso, es la comunidad la que le da el corazón y la vitalidad a los espacios públicos. En última instancia, el Placemaking crea lugares públicos para la comunidad con la comunidad.

Algunas breves conclusiones a partir del trabajo en conjunto entre PPS y  Southwest Airlines, uno de sus nuevos colaboradores:

1) Lugares públicos fomentan el apego y provocan el crecimiento económico: En un estudio de Gallup y la Fundación Knigh, “El alma de la comunidad” (2008-2010),  encontraron que las ofertas sociales, la apertura y la belleza eran los tres atributos clave de los espacios públicos. La investigación reflejó que estos tres factores son los principales impulsores para la unión de la comunidad. El estudio también demuestra una fuerte correlación positiva entre el apego residentes y el crecimiento del PIB local.

2) El proceso del Placemaking construye comunidad: El Departamento de Estudios Urbanos del MIT y recientes investigaciones sobre planificación urbana, ponen de relieve que el proceso mismo de placemaking – el compromiso necesario de la comunidad en la organización, la deliberación, la comunicación, la construcción, la programación y el mantenimiento de lugares públicos – es tan importante para el fortalecimiento y el empoderamiento de las comunidades locales como el resultado físico final.

3) El Placemaking sienta las bases para el nuevo ecologismo. Project for Public Spaces y otros líderes en la planificación urbana han argumentado que Placemaking puede ser “ un nuevo ambientalismo“.Al involucrar a los miembros de la comunidad en el proceso de creación y mantenimiento de espacios públicos locales, podemos potenciar a las personas a tomar posesión de su entorno local.

El Placemaking tiene el poder de transformar nuestras comunidades locales, generar orgullo y un sentido de pertenencia que se traduce en sostenibilidad, en desarrollo económico y en el aumento de la calidad de vida. Entonces, ¿cómo llevar este enfoque a todas las comunidades que lo necesitan? Los urbanistas y diseñadores no pueden hacerlo solos. Ellos necesitan el apoyo de ONGs, de fundaciones, de académicos, de funcionarios y de autoridades de la ciudad. De las personas como tú y yo a involucrarse para ayudar y dar forma al futuro de nuestros espacios públicos y las comunidades.

Tal vez lo más importante, es que necesitamos que el sector privado aproveche sus activos y sus recursos únicos, e invierta en este movimiento para fortalecer nuestras comunidades. En el informe del MIT “Places in the Making Report”, los autores hacen hincapié en la necesidad de  las fuertes asociaciones público/privadas y en colaboraciones interdisciplinarias. También  señalaron que “el sector privado puede ofrecer los recursos y la gestión eficiente para crear y mantener lugares bien administrados que de otro modo no serían posible”. La salud económica de las empresas depende de su capacidad para atraer y retener a los empleados talentosos y atraer a los clientes. Como los empleadores locales, las empresas deben invertir en Placemaking para ayudar a crear vecindarios prósperos donde los empleados actuales y potenciales quieren vivir.

Hoy en día, es el momento de potenciar el Placemaking como movimiento social y comprometer a las comunidades en todo el país en esta poderosa y transformadora fuerza. Juntos, podemos reinventar la cultura de las comunidades locales y dar nueva vida a los barrios en dificultades, mediante la creación de fuertes espacios públicos que generan profundo orgullo, pertenencia y generan desarrollo económico. Todos tenemos una razón para creer que un sentido de lugar puede crear el corazón de cada ciudad. Nuestro progreso colectivo depende de ello.

AR – Refugios de emergencia

Artículo Referenciado

Por  – 4 de abril de 2014, 10:23 am http://bit.ly/1hcqkBV

El temblor de magnitud 8,2 grados que experimentó esta semana el norte de Chile volvió a dejar a familias enteras sin hogar. Esta vez les tocó a muchos habitantes del norte del país, especialmente de Iquique y la región de Tarapacá, donde se calcula que 2.000 viviendas sufrieron daños estructurales, el ser obligados a pedir refugio. Precisamente la semana pasada otorgaron el prestigioso Premio Pritzker de Arquitectura a Shigeru Ban, arquitecto japonés conocido por diseñar viviendas temporales para refugiados y víctimas de desastres naturales. El trabajo de Ban abarca lugares como Ruanda, Turquía, India, China, Haití y Japón. ”Sus edificios sirven de refugio, centros comunitarios y lugares espirituales para los que sufren pérdida y destrucción”, dijo el jurado. “Cuando ocurre una tragedia, él está allí desde el principio.”

20140325PRITZKER-slide-S7MG-superJumbo copy.jpg

Escuela temporal en Chengdu, China (2008) Shigeru Ban Architects

Ban comenzó trabajando en la búsqueda de soluciones para mejorar las condiciones de vida en los campos de refugiados de la guerra civil en Ruanda en 1994. Viajó a Ginebra para trabajar con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en el diseño de prototipos de tiendas de campaña hechas con postes de papel. Luego dirigió sus esfuerzos a paliar las secuelas del terremoto de 1995 en Kobe, Japón, con viviendas temporales construidas con tubos de papel que descansaban sobre cajas de cerveza llenas de arena.

20140325PRITZKER-slide-BE59-superJumbo copy.jpg

Regufios de tubos de papel en Kobe, Japón (1995) Shigeru Ban Architects

Algunas de sus estructuras se han convertido en semi-permanentes, como en Kobe, donde los refugios destinados a ser usados durante tres años se utilizaron para diez. En 2011, tras el terremoto y posterior tsunami en Fukushima, Japón, Shigeru utilizó un sistema de partición de papel para dar intimidad y dignidad a las familias que habían perdido sus casas. Se trata de la cuarta versión de este sistema, que va perfeccionando con el tiempo. De esta forma, se ha convertido en una presencia familiar en la escena de las grandes catástrofes internacionales, a las que llega con estudiantes de arquitectura para enseñarles sobre el desarrollo de soluciones in situ.

20140325PRITZKER-slide-SVOE-superJumbo copy.jpg

Regufios en Fukushima, Japón (2011) Shigeru Ban Architects

 

Untitled-1 copy.jpg

Cuarta versión del sistema de refugios de tubos de papel y cortinas

Sin embargo, Shigeru no es el único. También hay casos en América Latina, como el de Nicolás García, un estudiante argentino de diseño industrial que sorprendió a la ONU con un habitáculo de emergencia móvil para resguardar y atender a víctimas de desastres naturales. El habitáculo trae un kit de supervivencia provisto con comida, agua, lápices y cuadernos, tiene capacidad para albergar diez personas y se puede poner en cualquier superficie. Además, esfácil de armar.

Desde este blog (http://bit.ly/1hcqkBV) queremos hacer un reconocimiento a estas soluciones tan prácticas, simples y ecológicas como tubos y placas de cartón y que son claves para los afectados por desastres en tiempos de emergencia. ¿Podemos llevarlas a otros campos mas allá de la respuesta a desastres? ¿Podría ser utilizable transitoriamente durante el reasentamiento de barrios en áreas vulnerables informales? Aquí radica el desafío.

Concursos de arquitectura y diseño

La actividad del arquitecto es múltiple y compleja. Desde todo aquello relacionado con la obra civil, hasta la aparente sencillez de resolver un problema de diseño arquitectónico. Sin embargo, la sola capacidad de abordar tal variedad de problemas de diseño, desde el simple refugio que constituye la vivienda más sencilla hasta el complejo programa arquitectónico que podría significar un hospital, por ejemplo, demanda el manejo de una gran cantidad de ideas y conceptos de un valor inconmensurable.

Es precisamente en el mundo de esas ideas en el que se mueve el arquitecto que se dedica al diseño; a la concepción de obras de arquitectura, tanto en su esquema general como en los detalles más mínimos, y es en ese plano, el de las ideas, en el que su trabajo debería ser valorado.

El concurso de arquitectura es la figura que por antonomasia mejor valora la importancia de las ideas. Al tratarse de un proceso generalmente anónimo no hay cabida a que otros criterios entren a mediar en la decisión para escoger el mejor proyecto: no importa la experiencia, las influencias, o el capital del proponente; lo que importa es la contundencia de sus ideas.

Dicho de manera sencilla, el concurso de arquitectura es el procedimiento por medio del cual se selecciona un esquema básico o un anteproyecto arquitectónico para suscribir con el arquitecto ganador un contrato de consultoría, para la elaboración del diseño de anteproyecto y/o proyecto arquitectónico, u otorgar un reconocimiento por el valor de una idea arquitectónica o urbanística.

La principal ventaja de un concurso, por encima de un contrato tradicional, está en que lo que se premia es la idea más acertada y la solución más pertinente. O, por lo menos, se decide sobre muchas propuestas concretas y no simplemente sobre la experiencia o la capacidad económica del proponente. Poner en juego unos criterios de diseño arquitectónico es mucho más exigente que demostrar una capacidad técnica y financiera.

Con la figura del concurso, la entidad promotora del proyecto tiene la posibilidad de escoger la propuesta de diseño más económica, funcional y que más se adapte a sus necesidades y expectativas entre un número significativo de opciones. Es precisamente esta la ventaja que debería tener la ciudad cada vez que se desarrolla un proyecto público: la posibilidad de escoger el mejor proyecto, producto de la mejor idea, no de la empresa más grande.

García Estefan, como empresa, valora las iniciativas públicas que parten de la figura del concurso arquitectónico como método para escoger las mejores propuestas. Confiando en la transparencia de estos procesos, nos presentamos con cierta regularidad a tales convocatorias con el ánimo de medir nuestras ideas de diseño frente a fuertes competidores y, por supuesto, esperando acceder a trabajos de arquitectura en lugares distintos al de nuestra ciudad sede.

Es en la pluralidad del concurso arquitectónico que surgen las mejores soluciones de diseño para la ciudad.

___________________________

Referencias.

Sociedad Colombiana de Arquitectos.

http://www.sociedadcolombianadearquitectos.org/site/index.php?option=com_content&view=article&id=46&Itemid=189

XXXIII Congreso Colombiano de Arquitectura

Los días pasados tuvo lugar el Congreso Colombiano de Arquitectura, organizado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos, con el patrocino de varias empresas del sector de la construcción y varias entidades del sector público. Como habíamos anunciado, García Estefan S.A.S. estuvo presente en el mismo, recogiendo ideas y experiencias sobre el tema, para aplicarlos en nuestro contexto.

Una de las grandes conclusiones del evento fue la de reconocer el enorme potencial que tienen este tipo de asentamientos debido a su escala, aún manejable, aún cercana, aún reconocible. Sin embargo, estas mismas ciudades intermedias tiene como unas de sus grandes dificultades, la de ser focos de atracción de la población campesina desplazada por la violencia que se desarrolla en las zonas rurales.

Tales situaciones traen consigo una situación paradójica en la cual, la ciudad intermedia presenta dos condiciones en parte contradictorias, por un lado su escala manejable, cercana y fácilmente legible, por otro, una sobresaturación se sus estructuras por la llegada masiva de nuevos habitantes, los cuales ocupan nuevas zonas generalmente sin el planeamiento necesario y las infraestructuras pertinentes.

Estas características hacen pensar entonces en un gran potencial de intervención existente en tales asentamientos. Temas como la vivienda social, el mejoramiento integral de barrios de origen ilegal y la oferta de nuevos espacios públicos aparecen quizás como el ámbito de acción en el que estamos llamados a participar como arquitectos, diseñadores y formuladores de proyectos.

A estos temas se suma el tema de la movilidad, el cual, al tratarse de ciudades relativamente pequeñas, aún no alcanza los problemas monumentales del tráfico de las grandes metrópolis sino que, por el contrario, aún permite la concepción de un sistema de movimiento a partir de la combinación de varios modos de desplazamiento: a pie, en bicicleta, en transporte público o en vehículo privado.

No obstante, también es en la movilidad donde surgen los grandes problemas de las ciudades intermedias, en la medida en que repuntan las cifras de motocicletas circulando en las calles. Este vehículo, útil y ligero, es utilizado en varias de estos asentamientos como medio de transporte público, medio de transporte para familias enteras, carga, entre otras tantas innovaciones derivadas de la creatividad colombiana. La motocicleta aparece entonces como una de las grandes dificultades de la movilidad en las ciudades intermedias, y cuyo uso debería ser desestimulado en las mismas.

Como pudo evidenciarse, hay en las ciudades intermedias un sinnúmero de vacíos, de temas pendientes de plena actualidad, que pueden y deben ser abordados por arquitectos y urbanistas de nuestro país. García Estefan S.A.S. se mueve en este contexto, en una ciudad como Montería, con directa influencia en los municipios del departamento, la empresa está presta a resolver problemas propios de una ciudad intermedia.

Comprensión multiplicada
Solución del problema, una nueva comprensión - Abril 5-2013

El éxito de un proyecto no está fundamentado sólo por su producto, pues su argumento innovador más valedero surge de la comprensión del problema una y otra vez desde distintos puntos de vista para llegar a una solución.

En nuestros proyectos y procesos lo tenemos en cuenta, podría tenerlo usted también en cuenta en su negocio o en su proyectos.

 

Ciudades intermedias

Nuestro planeta se está convirtiendo en un planeta de ciudades. Para el año 2010 más de la mitad de la población mundial vivía en ciudades; se espera que para el año 2050 esta estadística se incremente hasta el 70 por ciento o más. (Angel et al., 2012).

Al hablar de ciudades y de urbanización es común caer en el imaginario de las grandes metrópolis del mundo desarrollado: New York, Tokyo, París, Londres, Los Ángeles; o imaginar inclusive las capitales o grandes ciudades de nuestros emergentes países latinoamericanos: Ciudad de México, Bogotá, Buenos Aires, São Paulo. Sin embargo, la evidencia apunta a que no es ahí donde está la mayor parte de la población urbana del planeta.

Según estudios de la ONU, para el año 2000, los grandes gigantes metropolitanos alojaban a algo más del 7% de la población urbana mundial; es decir, menos de una décima parte vivía en ciudades de más de 10 millones de habitantes. Ahora, si el rango se amplia a ciudades de más en 1 millón de habitantes, sigue siendo menos del 35% de la población. ¿Qué nos dice esto? Que por lo menos el 65% de la población urbana mundial, la mayoría, se desenvuelve en ciudades de talla relativamente mediana. “[…] A través de estos centros urbanos la mayoría de sus habitantes y amplias capas de la población rural pueden acceder a unos servicios, a unos bienes y infraestructuras más o menos especializados. Merece también destacarse que las previsiones apuntan a que estos centros continuarán albergando a la mayoría de la población urbana hasta bien entrada la presente centuria.” (Bellet, Llop, 2003)

Blog-CI

Población urbana según el tamaño del asentamiento

¿Y qué dice el urbanismo, los estudios urbanos, la planificación urbana y todas estas disciplinas que se ocupan de la ciudad como sujeto de su estudio? Que definitivamente las ciudades intermedias son un universo muy amplio aún no analizado y estudiado con suficiente dedicación. La dificultad principal radica en la definición misma de lo que es o no una ciudad intermedia. Dependiendo del contexto, la ciudad media o intermedia está dentro de un rango de habitantes entre los cincuenta mil y el millón de habitantes, un rango amplio sin duda. Sin embargo, se puede decir también que no solamente la cantidad de población constituye un criterio totalmente válido para definir lo que es una ciudad intermedia: el rol o papel que esta juega en el territorio, en sus relaciones con otras ciudades y los servicios que en ella se presten, es tanto o más importante que el dato de qué tanta población aloja.

Organizaciones como UNESCO, ONU-Hábitat, la Unión Internacional de Arquitectos -UIA-, entre otras, vienen desde hace varios años enriqueciendo el debate en torno a este tema; hoy la Sociedad Colombiana de Arquitectos se suma al debate con la organización del 33º Congreso Nacional de Arquitectura, a celebrarse el próximo mes de octubre, cuyo tema central es precisamente ese: Construir territorio, el reto de las Ciudades Intermedias. Invitados nacionales e internacionales y una variada oferta de paneles, foros y conferencias brindarán la oportunidad de discutir y reflexionar sobre el tema en un país como Colombia, cuyas ciudades intermedias están en pleno auge.

García Estefan estará presente en el evento esperando recoger toda la experiencia y el conocimiento posible para aplicarlos en las ciudades de nuestro departamento, cuyo perfil es precisamente ese, el de las ciudades intermedias.

_______________

Referencias.

Angel, Parent, Civco & Blei. (2012). Atlas of Urban Expansion. Lincoln Institute of Land Policy; Cambridge, MA.

Bellet, C. & Llop, J.M. (2003). Ciudades Intermedias: perfiles y pautas. Adjuntament de Lleida. Lérida, España.

¡Bienvenidos!

Hola a todos

Éste es un espacio creado por nosotros para ustedes, sean todos bienvenidos.

Es uno de nuestros principios valorar el trabajo en equipo, y poder compartir artículos de opinión, argumentativos, críticos, etc., con ustedes es una manera de construir conocimiento en conjunto, por eso los invitamos a discutir constructivamente cada una de nuestras publicaciones.

Trataremos de manera general y particular los temas y servicios ofrecidos a nuestros clientes, en los que trabajamos día a día, como arquitectura y urbanismo, diseño y procesos, construcción y producción, y administración y marketing.

Finalmente, publicaremos artículos todos los lunes cada dos semanas, para que organicen sus agendas y compartamos ideas.

Atentamente,

Equipo GARCÍA ESTEFAN SAS