Monthly Archives: September 2013

Comprensión multiplicada
Solución del problema, una nueva comprensión - Abril 5-2013

El éxito de un proyecto no está fundamentado sólo por su producto, pues su argumento innovador más valedero surge de la comprensión del problema una y otra vez desde distintos puntos de vista para llegar a una solución.

En nuestros proyectos y procesos lo tenemos en cuenta, podría tenerlo usted también en cuenta en su negocio o en su proyectos.

 

Ciudades intermedias

Nuestro planeta se está convirtiendo en un planeta de ciudades. Para el año 2010 más de la mitad de la población mundial vivía en ciudades; se espera que para el año 2050 esta estadística se incremente hasta el 70 por ciento o más. (Angel et al., 2012).

Al hablar de ciudades y de urbanización es común caer en el imaginario de las grandes metrópolis del mundo desarrollado: New York, Tokyo, París, Londres, Los Ángeles; o imaginar inclusive las capitales o grandes ciudades de nuestros emergentes países latinoamericanos: Ciudad de México, Bogotá, Buenos Aires, São Paulo. Sin embargo, la evidencia apunta a que no es ahí donde está la mayor parte de la población urbana del planeta.

Según estudios de la ONU, para el año 2000, los grandes gigantes metropolitanos alojaban a algo más del 7% de la población urbana mundial; es decir, menos de una décima parte vivía en ciudades de más de 10 millones de habitantes. Ahora, si el rango se amplia a ciudades de más en 1 millón de habitantes, sigue siendo menos del 35% de la población. ¿Qué nos dice esto? Que por lo menos el 65% de la población urbana mundial, la mayoría, se desenvuelve en ciudades de talla relativamente mediana. “[…] A través de estos centros urbanos la mayoría de sus habitantes y amplias capas de la población rural pueden acceder a unos servicios, a unos bienes y infraestructuras más o menos especializados. Merece también destacarse que las previsiones apuntan a que estos centros continuarán albergando a la mayoría de la población urbana hasta bien entrada la presente centuria.” (Bellet, Llop, 2003)

Blog-CI

Población urbana según el tamaño del asentamiento

¿Y qué dice el urbanismo, los estudios urbanos, la planificación urbana y todas estas disciplinas que se ocupan de la ciudad como sujeto de su estudio? Que definitivamente las ciudades intermedias son un universo muy amplio aún no analizado y estudiado con suficiente dedicación. La dificultad principal radica en la definición misma de lo que es o no una ciudad intermedia. Dependiendo del contexto, la ciudad media o intermedia está dentro de un rango de habitantes entre los cincuenta mil y el millón de habitantes, un rango amplio sin duda. Sin embargo, se puede decir también que no solamente la cantidad de población constituye un criterio totalmente válido para definir lo que es una ciudad intermedia: el rol o papel que esta juega en el territorio, en sus relaciones con otras ciudades y los servicios que en ella se presten, es tanto o más importante que el dato de qué tanta población aloja.

Organizaciones como UNESCO, ONU-Hábitat, la Unión Internacional de Arquitectos -UIA-, entre otras, vienen desde hace varios años enriqueciendo el debate en torno a este tema; hoy la Sociedad Colombiana de Arquitectos se suma al debate con la organización del 33º Congreso Nacional de Arquitectura, a celebrarse el próximo mes de octubre, cuyo tema central es precisamente ese: Construir territorio, el reto de las Ciudades Intermedias. Invitados nacionales e internacionales y una variada oferta de paneles, foros y conferencias brindarán la oportunidad de discutir y reflexionar sobre el tema en un país como Colombia, cuyas ciudades intermedias están en pleno auge.

García Estefan estará presente en el evento esperando recoger toda la experiencia y el conocimiento posible para aplicarlos en las ciudades de nuestro departamento, cuyo perfil es precisamente ese, el de las ciudades intermedias.

_______________

Referencias.

Angel, Parent, Civco & Blei. (2012). Atlas of Urban Expansion. Lincoln Institute of Land Policy; Cambridge, MA.

Bellet, C. & Llop, J.M. (2003). Ciudades Intermedias: perfiles y pautas. Adjuntament de Lleida. Lérida, España.

El contexto como sistema

El contexto como sistema es un punto de referencia importante a tener en cuenta en todo proyecto, debido a que la concepción de sistema plantea un pensamiento estratégico en el diseño, partiendo de la premisa de que “todo producto hace parte de un sistema, y por esto, comparte todas o algunas de las propiedades técnicas, funcionales o de significación con los componentes de dicho sistema” y de que un sistema es el conjunto de componentes interactivos en el cual la modificación de uno de ellos implica cambios en el resto de los integrantes y en el sistema mismo, una manera apropiada de verlo es que el sistema conforma una red de variables, un todo y sus partes, y el cambio en alguna de esa variables genera el cambio del todo, y exige la adaptación cambiante de las demás variables, de esta manera que el movimiento en diferentes niveles sistémicos facilita la comprensión del contexto de un tema a resolver en un proyecto, y el pensamiento estratégico define los límites en los que puede extenderse el contexto según la exigencia de ese tema.

Los componentes de un sistema tienen comportamientos contradictorios, ambiguos e imprecisos debido a la interacción e interferencia de sus componentes dentro de un mismo sistema, como en la interacción con otros sistemas económicos, tecnológicos, sociales y culturales. Es necesario saber de estas ambigüedades, contradicciones y alternativas de comportamiento para tener un sistema completamente descrito. Ahora, lo más importante de hablar de “contexto y producto”, es la conjunción “Y” ya que representa el elemento determinante entre el producto o artefacto y las características de su entorno, la interfaz, concepto representante de la interacción y las propiedades de relación apropiadas del artefacto con entornos internos y externos para alcanzar su objetivo, finalmente dentro de un sistema y sus subsistemas.

El sistema de producto está planteado por la unión, correspondencia, y de cierto modo interdependencia del producto, la empresa y el mercado, constituyendo el programa de diseño, que si lo vemos otro modo es una escala sistemática por niveles de lo particular a lo general o viceversa, a lo que Medardo Chiapponi, añade un sistema aún más grande al mercado, que es la sociedad donde están o se generan demandas hacia las necesidades humanas.

 Es interesante como el fracaso, en términos reales de productos, es una de las razones latentes por la cual optar a miradas sistemáticas de los procesos de diseño. Al leerlo pareciera caprichoso señalar la tarea del diseñador enmarcada en el método de conocer necesariamente todos los componentes del sistema, y poder intervenir desde su disciplina en cada una de esas partes, pero de manera concluyente, cada producto así lo exige, porque día tras días los sistemas que debemos enfrentar son aún más complejos, y la comprensión de cada una de sus partes hará tener una descripción adecuada del problema a resolver, haciendo parte de la solución la enunciación exitosa del mismo. De ahí que coincidimos con Medardo Chiapponi en buscar la intervención en los procesos a partir de la comprensión de los sistemas generales de los productos y no quedarnos en productos singulares que sólo buscan la novedad. Por esto en nuestra metodología de trabajo es la concepción sistémica un elemento fundamental.

———-

Artículo analítico del Capítulo 6 del libro “Diseño – Estrategia y Gestión” de Reinaldo Leiro, 2006.